¡No des miel a tus hormigas!

 Colmena de abejas

 

 

Probablemente hayas leído a menudo que puedes alimentar a tus hormigas con miel, aguamiel o con preparados que contengan este dulce manjar elaborado por las abejas. Y es que hasta ahora, la miel ha sido uno de los elementos habituales en las dietas que muchos criadores de hormigas preparaban para sus reinas o colonias. Pero recientemente se ha asociado su consumo con la aparición de una enfermedad que puede afectar mortalmente a nuestras hormigas.

Esta enfermedad presenta los siguientes síntomas:

  •          Comportamiento errático

  •          Las hormigas dejan de alimentarse

  •          La reina deja de poner huevos

  •          Rigidez en patas y antenas

  •          Muerte progresiva de la colonia tras varios días/semanas

 

Pero, ¿cómo pueden infectarse nuestras hormigas si están aisladas en nuestros hormigueros artificiales? La respuesta parece clara: a través de la alimentación. Y, en este caso, concretamente con la miel. Y es que hay algunos virus que están presentes en las colmenas de abejas que pueden llegar hasta nuestras hormigas a través de la miel. Estos virus no afectan al ser humano, por lo que el consumo de esta miel no es peligrosa para nosotros, pero sí para las hormigas. En resumen, aunque la probabilidad de que la miel que le demos a nuestras hormigas esté contaminada es baja, esta probablidad aumenta cada vez que usemos miel para alimentarlas, por lo que nuestra recomendación es eliminar este elemento de la dieta de nuestras colonias y sustituirla por otros líquidos dulces, preferentemente algún néctar como Antbrosía o Sunburst.

 

Os dejamos un video del gran Javier Arcos en el que explica de manera mucho más detallada esta enfermedad: