Ficha de cría Crematogaster scutellaris

 

Colonia Crematogaster scutellaris

Colonia Crematogaster scutellaris

Se trata de una hormiga muy característica, con su cabeza roja y su abdomen en forma de pica o corazón. Recibe coloquialmente el nombre de “hormiga de los alcornoques” y “morito” o “fraile” en España. La podemos encontrar en Europa Central, Oriente Próximo y norte de África.

Viven generalmente en los árboles, anidando entre su corteza. También habitan en madera en descomposición, en agallas e incluso entre piedras.

Es una hormiga tremendamente voraz, a la que le encantan los líquidos dulces y todo tipo de insectos e incluso pequeños animales muertos. Mientras tengan alimento seguirán comiendo y alimentando a la prole, pudiendo alcanzar de esta manera colonias enormes de hasta 100.000 individuos. Son muy agresivas y capaces de cazar hasta insectos de gran tamaño.

Presenta reclutamiento químico y así, ante la presencia de cualquier amenaza adoptan una postura muy característica con el abdomen hacia arriba, segregando una sustancia química desde la punta que alerta a las demás compañeras.

Crematogaster scutellaris amenaza

Posición defensiva Crematogaster scutellaris

En cautividad se les puede alimentar con líquidos dulces como agua con azúcar y aguamiel, con todo tipo de insectos, paté, gammarus, trocitos de fruta…En general es muy agradecida con todo tipo de alimentos y puede llegar a dar la impresión de que no tienen fondo, ya que, a diferencia de otras especies, su gáster apenas varía de tamaño con el alimento. Pero ojo con alimentarlas en exceso, ya que la colonia puede llegar a crecer enormemente.

Crematogaster scutellaris comiendo

Cremagostar scutellaris comiendo agua con azúcar

Es una hormiga bastante resistente, tendente a escapar y muy resistente a vibraciones (está acostumbrada a vivir en agallas mecidas por el viento).

Cabe destacar que en ausencia de la reina puede llegar a darse telitoquia, aunque la probabilidad es baja (una obrera puede llegar a poner huevos viables que den lugar a obreras).

Datos de interés:

Vuelos

Entre agosto y octubre, a partir del atardecer (entre las 14:00 y las 21:00)

Sobre la reina

Desarrollo claustral, monogínica.

Tamaño

Reina: 7 mm – 9 mm

Macho: 3 mm – 4 mm

Obrera:  3 mm – 4 mm

Tiempo de huevo a hormiga

Los tiempos pueden variar mucho en función de la temperatura y alimentación, pero a modo orientativo:

Entre 1 y 3 meses dependiendo de la alimentación y temperatura.

Temperatura

Entre 25º y 30º

Humedad del nido

Entre el 30% y el 60%.

Hibernación

Requieren hibernar durante tres meses (de noviembre a enero) a una temperatura aproximada de 10º

Esperanza de vida de la reina

Hasta 15 años.

Recomendaciones para su cría:

  • Es una hormiga muy escapista y pueden llegar a ser auténticas taladradoras. Los hormigueros recomendados para ellas suelen ser aquellos que más se asemejan a su entorno natural, es decir, aquellos hechos de madera, con cáscaras de nuez o agallas. También son recomendables los acrílicos con esponja e incluso los 3d.
  • Requieren muy poca humedad. Pueden vivir unicamente con una fuente de agua externa a modo de bebedero.
  • Es una especie muy química, así que es recomendable tener hormigueros con buena ventilación y cajas de forrajeo con rejilla, ya que cuando la colonia es grande pueden llegar a asfixiarse con sus propias secreciones. En caso de encontrarte la colonia aparentemente muerta de un día para otro, el motivo puede ser este. En ese caso, abre el hormiguero y déjalo ventilando…es posible que tus hormigas vayan despertando poco a poco.
  • Son muy agradecidas con el alimento, y eso hace que tendamos a sobrealimentarlas. No hay ningún problema en ello, pero debes tener en cuenta que pueden tener un crecimiento masivo y el hormiguero se les puede quedar pequeño en muy poco tiempo.
  • A veces se recomiendan hormigueros de corcho para esta especie. Lo desaconsejamos totalmente, ya que lo acabarán destrozando y fugándose en cualquier momento.
  • Ojo con introducir individuos scutellaris de otras colonias. Se ha comprobado que las colonias de Crematogaster scutellaris no atacan a los miembros de otras colonias, pero estas pueden acabar comiéndose los huevos de la colonia hospedadora.

Producto añadido a tu Lista de Deseos
Producto añadido al comparador

Esta página contiene unas cookies propias que han sido creadas para mejorar su navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies