Ficha de cría Messor barbarus

 

Colonia Messor barbarus

Colonia Messor barbarus

Esta hormiga “cortagranos” está presente en toda la península ibérica, así como en parte de Francia y de Italia.

Es una de las especies más sencillas de criar en cautividad, ya que al ser eminentemente granívora (es decir, se alimenta de semillas) es capaz de disponer de una buena despensa que le permite sobrevivir grandes periodos de tiempo sin mucha atención, siempre que tenga también las condiciones requeridas de humedad y agua disponible para beber. Otra de sus ventajas es que son hormigas muy limpias y ordenadas, que tendrán siempre el interior del hormiguero razonablemente limpio de desperdicios, y éstos los acumularán en las esquinas de la caja de forrajeo.

 

En la naturaleza es frecuente verlas en largas hileras transportado granos al hormiguero y son muy reconocibles por sus famosas hormigas de gran cabeza roja.

 

Cabezona Messor barbarus

“Cabezona” Messor barbarus

Cabe destacar que posiblemente es una de las hormigas más asustadizas, especialmente en los momentos iniciales de la colonia. Así, son muy sensibles a cualquier tipo de vibración, que provocarán que toda la colonia entre en pánico y practicamente se tiren de las antenas en plan “¡vamos a morir todas!”. Este es un dato muy a tener en cuenta para decidir un lugar adecuado en el que ponerlas, ya que si el lugar recibe golpes frecuentes, por muy pequeños que sean, es posible que la colonia no salga adelante por estrés.

Como hemos comentado, su dieta es esencialmente a base de semillas (les vale cualquier preparado para pájaros de los que venden en las tiendas de animales), pero aceptarán de buen grado algún insecto (congelado previamente para evitar riesgos) o gammarus de vez en cuando, siendo este aporte de proteínas muy beneficioso para el desarrollo de las larvas.

 

Datos de interés:

Vuelos

Desde agosto hasta diciembre, aunque se concentran principalmente entre septiembre y noviembre, entre las 10:00 y las 17:00 (siendo entre las 12:00 y las 13:00 la hora de mayor probabilidad de encontrar a las reinas ya fecundadas en el suelo).

Sobre la reina

Monogínica. Fundación claustral.

Tamaño

Reina: 1,3 cm

Macho: 0,8 cm

Obrera:  0,4 cm – 1,2 cm

Tiempo de huevo a hormiga

Los tiempos pueden variar mucho en función de la temperatura y alimentación, pero a modo orientativo:

De huevo a larva: 1 mes

De larva a pupa: 1 mes

De pupa a hormiga: 1 mes

Temperatura

Entre 25º y 30º

Humedad del nido

Entre el 60% y el 90%. Requieren una humedad media-alta y en general tratarán de buscar zonas húmedas, pero requieren alguna parte más seca donde almacenar las semillas y que estas no germinen o aparezcan hongos o moho.

Hibernación

Entre noviembre y febrero, a una temperatura entre 8º y 15º

Esperanza de vida de la reina

Hasta 30 años

 

Recomendaciones para su cría:

  • Piensa muy bien dónde vas a colocar el hormiguero dentro de tu casa, ya que son muy asustadizas ante cualquier vibración y pueden llegar a morir por estrés. Lo ideal es algún lugar tranquilo que reciba pocos golpes y donde no les dé el sol directo
  • A medida que la colonia va creciendo van saliendo hormigas cada vez más cabezonas y con mandíbulas muy potentes que son capaces de taladrarlo casi todo. Por este motivo uno de los hormigueros más adecuados son los acrílicos. Y dentro de los acrílicos, los que llevan seta incorporada te permitirá ausentarte largos periodos (ya sea por vacaciones o algún motivo) sin tener que preocuparte, que ya tendrán agua y comida almacenada para aguantar largos periodos de tiempo.
  • Son hormigas con muy mala visión, por lo que hay que tener cuidado a la hora de ponerles agua con azúcar o aguamiel, ya que no lo ven bien y se corre el riesgo de que se ahoguen o queden pegadas. Además, no presentan trofalaxis ni están bien adaptadas para tomar alimentos líquidos, por lo que este tipo de alimento no les causa gran entusiasmo.
  • Antes de echarles las semillas es conveniente machacarlas un poco para evitar que alguna pueda germinar. De todos modos ellas se encargan de “caparlas” para que esto no pase, aunque alguna se les puede escapar.
  • Es importante vigilar muy bien que no aparezca moho. A veces puede suceder si hay una humedad muy alta y esta se propaga a la despensa en la que tengan almacenadas las semillas. En caso de aparecer, es probable que ellas solas se encarguen de sacar las semillas afectadas a la caja de forrajeo, pero si esto no pasa sería necesario tomar medidas y tratar de sacarlas por nuestros medios.
  • Pueden comer alimentos como jamón, pollo, etc…pero ojo con esto. No lo recomiendo, ya que se corre el riesgo de darles trozos muy grandes y que se pudran dentro del hormiguero, generando hongos que pueden ser muy perjudiciales para la colonia.

 

Producto añadido a tu Lista de Deseos
Producto añadido al comparador

Esta página contiene unas cookies propias que han sido creadas para mejorar su navegación. Puede cambiar la configuración u obtener más información en política de cookies