Preguntas clave a la hora de escoger un Hormiguero artificial

¿Estás pensando en adquirir un hormiguero artificial y no sabes por cuál decidirte? En este post te damos las claves para saber escoger uno u otro en función de tus necesidades y preferencias.

Cuando empezamos con este hobby hay veces que nos podemos llegar a abrumar con la cantidad de modelos diferentes que hay de hormigueros artificiales, y al final uno no sabe por cuál decidirse.

En general, no hay un hormiguero mejor que otro, sino que cada uno se adapta mejor a los gustos particulares de cada uno y a las necesidades particulares de cada especie de hormiga. A continuación vamos a dar 9 preguntas claves que debes hacerte antes de elegir un hormiguero:

1 - ¿Qué tamaño tiene mi colonia?

El número de individuos que tiene tu colonia resulta un aspecto fundamental a la hora de elegir un hormiguero. Es muy importante tener en cuenta que a las hormigas les gusta vivir apretadas y que en lugares demasiado espaciosos se sienten incómodas y pueden llegar a morir por estrés. Por tanto, hay que elegir un hormiguero de un tamaño adecuado a nuestra colonia, lo suficientemente espacioso como para permitir que la colonia crezca pero sin resultar excesivo.

En caso de que quieras empezar unicamente con la reina, puedes optar por mantenerla en un tubo de ensayo con agua o bien elegir alguno de los hormigueros específicamente diseñados para reinas o colonias incipientes que tenemos en nuestra tienda.

2 - ¿Qué tamaño tienen mis hormigas?

El tamaño de la especie de hormiga que quieras meter en el hormiguero es otro factor que hay que considerar. No todas las especies caben o están cómodas en cualquier hormiguero. En este sentido, la característica que debes tener en cuenta es la altura de las galerías. En general, una altura de 0,5 cm de galería suele ser adecuada para cualquier especie de tamaño pequeño/mediano, pero para las especies más grandes (Camponotus, fundamentalmente), la altura de las galerías debe ser algo superior (1 cm suele ser suficiente).

En muchos de nuestros hormigueros puedes elegir la altura de la galería entre 0,5 y 1 cm.

3 - ¿Cuál es el crecimiento habitual de la especie?

No todas las especies se desarrollan a la misma velocidad. Así, unas Pheidole pueden llegar al millar de individuos en los primeros dos años y en cambio en ese mismo periodo unas Camponotus pueden llegar apenas a los 50 individuos. Ten en cuenta cuál es el crecimiento habitual de la especie para elegir un hormiguero de un tamaño apropiado que sea duradero y permita crecer a la colonia.

También hay especies cuyas colonias suelen ser pequeñas y no superar las centenas de individuos en toda su vida (Colobopsis truncatus, Camponotus fallax...), por lo que con hormigueros pequeños puede ser suficiente y no necesitarás ampliarlo nunca.

4 - ¿Qué tipo de caja de forrajeo prefiero?

La caja de forrajeo es la zona que usaremos para alimentar a las hormigas y que ellas identificarán como "el mundo exterior". Es la zona que debe estar destapada para que le dé la luz y nuestras hormigas la usen para recolectar alimento y dejar los desperdicios.

Así, podemos encontrar hormigueros con cajas de forrajeo pequeñas, medias o grandes, e incluso hormigueros sin zona de forrajeo. También podemos usar cajas de forrajeo externas que conectaremos al hormiguero.

Ten en cuenta que cuanto más grande sea la caja de forrajeo más cómoda será para dejar los alimentos y para limpiarla. Además, a mayor tamaño, más cantidad de accesorios externos podremos dejar dentro de ella, tales como comederos, bebederos e incluso decoración si queremos una caja de forrajeo bonita.

Nosotros siempre recomendamos usar una caja de forrajeo grande (ya sea del propio hormiguero o una externa), ya que eso permitirá usar grandes bebederos que nos permitan poder desatender la colonia en largos periodos de tiempo.

5 - ¿Qué necesidades de humedad tiene la especie que quiero?

Esta es una de las preguntas más importantes que hay que tener en cuenta a la hora de elegir hormiguero. Generalmente podemos encontrar los siguientes tipos de sistema de humedad, por orden de mayor a menor humedad proporcionada:

- Seta con depósito de agua

- Esponja con depósito

- Esponja

- Ninguno

Los hormigueros tipo seta son muy adecuados para las especies que requieren una humedad media/alta y tienen la gran ventaja de que el depósito dura varias semanas sin necesidad de rellenarlo. En cambio, no son recomendables para las especies que requieren una humedad baja, ya que no es posible regular el nivel de humedad.

Los hormigueros de esponja, ya sea con depósito o no, son adecuados para todo tipo de especies, ya que el nivel de humedad lo vas a regular tú según humedezcas más o menos la esponja. La ventaja de tener el depósito es que la humedad puede durar mucho más tiempo (aunque menos que los depósitos de seta), lo que nos vendrá muy bien para épocas vacacionales.

Los hormigueros sin sistema de humedad son adecuados para especies que requieren un nivel de humedad muy bajo y que puedan vivir unicamente con una fuente de humedad externa.

6 - ¿El hormiguero está totalmente sellado?

No todos los hormigueros son adecuados para todos los tamaños de hormigas. Hay hormigueros que incorporan rendijas de ventilación por las que pueden caber las especies más pequeñas y escapistas. Algunas como las Pheidole pallidula son particularmente escapistas y se las apañan para encontrar cualquier hueco existente, por pequeño que pueda parecer. Son las Harry Houdini del mundo de las hormigas.

En las descripciones de nuestros hormigueros indicamos siempre si el hormiguero es adecuado para especies pequeñas o no.

7 - ¿Cuántas conexiones con el exterior tiene el hormiguero?

El número de conexiones con el exterior es importante si queremos tener la posibilidad de conectar el hormiguero con otros elementos. Por ejemplo, podemos ampliar el hormiguero conectándolo con otro hormiguero, o podemos incorporarle una caja de forrajeo externa que nos pemita tener más espacio, o podemos querer conectarlo con tubos de ensayo a modo de bebedero o para mudar la colonia. En fin, tenemos múltiples opciones.

Es recomendable que el hormiguero tenga al menos una conexión con el exterior que nos permita poder ampliarlo si en algún momento lo necesitamos. Así podremos conectarlo con un elemento externo o incluso con un conector de 2, 3 o 4 entradas que nos permita conectarlo con diferentes elementos.

8 - ¿Qué nivel de autonomía tiene el hormiguero?

Por nivel de autonomía nos referimos basicamente al periodo de tiempo que podemos dejar desatendido el hormiguero. La colonia de hormigas no requiere de grandes cuidados, pero deben beber, comer y disponer de la temperatura y humedad ambiental necesaria.

Si nos ausentamos durante largos periodos, debemos asegurarnos de que nuestra colonia tiene esos tres requerimientos cubiertos, especialmente el disponer de una fuente de agua.

Los hormigueros con depósito nos permitirán poder tener a nuestra colonia hidratada durante largos periodos de tiempo (el tiempo de duración varía según el modelo de hormiguero y la época del año). Si no contamos con depósito, podemos conectar el hormiguero a fuentes de humedad como tubos de ensayo con agua y algodón, grandes bebederos o bien agua en gel.

Por tanto, los puntos a tener en cuenta si queremos poder ausentarnos durante largos periodos de tiempo y dejar a nuestra colonia desentendida son:

- Existencia de un depósito de agua

- Posibilidad de conectar el hormiguero con fuentes de humedad

- Cajas de forrajeo amplias en las que poder poner grandes bebederos, fuentes de humedad o agua en gel

9 - ¿De qué material está hecho el hormiguero?

La última pregunta a hacernos, pero no por ello menos importante, es el tipo de material con el que está hecho el hormiguero. Podemos encontrar hormigueros acrílicos, de corcho, de madera, de yeso, de YTONG...y no todos son adecuados para todas las especies.

Como norma general podemos decir que el elemento apto para todas las especies es el acrílico. El resto de materiales tiene sus ventajas y sus contras, según las necesidades de humedad que requiera la colonia, la capacidad de excavación que tengan, etc. Así, hormigueros de yeso son adecuados para colonias con necesidades bajas de humedad, los de corcho para especies que viven en árboles o madera (pero que no sean taladradoras, sino lo destrozarán) y los de YTONG para todo tipo de especies salvo aquellas con las mandíbulas más potentes que pueden llegar a perforarlo.

 

 

www.hormigueando.com